SOLUCIONES

Cubrealarmas

 

Los cubrealarmas son un tipo de PLV que camufla las alarmas antihurto que se colocan en la entrada de muchos establecimientos. Uno de los objetivos de cualquier empresa es comunicar su marca o productos ante sus clientes de forma constante. Es decir, o comunicas, o tu público no sabe que existes. Para llevar a cabo esta comunicación, la empresa aprovecha cualquier elemento físico a su alcance que le permita ganar notoriedad y visibilidad. Es aquí donde figura el valor de este elemento de PLV. Cualquier elemento al alcance de la empresa es adecuado para comunicar y el cubrealarmas permite hacerlo desde el momento en que el cliente entra por el establecimiento.

 

Con este soporte de PLV la empresa consigue cubrir un elemento que estéticamente no resulta nada llamativo para el cliente, y lo convierte en un magnífico soporte expositivo a la vez que se ambienta la tienda.

 

Los cubrealarmas se adaptan a las medidas que necesite el cliente y permiten diferentes formas. Esta es otra de las grande ventajas que ofrece, pues no es un elemento estático que deba aparecer de una única forma y tamaño, al contrario, se ajusta a las preferencias del cliente. Ofrece además unas enormes posibilidades de diseño debido al tipo de elemento de PLV

 

Son muy efectivos, ya que como hemos comentado, los cubrealarmas generalmente se colocan en la entrada del establecimiento, lo que implica una gran visibilidad al estar en una zona por donde todos los clientes pasan. Incluso si los clientes no se deciden a entrar por la tienda y solo pasan por delante, existe la posibilidad de seguir comunicando. Es sin duda una opción económica, cómoda y sencilla de seguir comunicando la marca o productos de la empresa.

 

En Gigantia ofrecemos numerosos proyectos de displays, PLV y packaging además de los cubrealarmas. Visítanos sin ningún compromiso en nuestra página web para conocer cada uno de ellos.  

¿TE LLAMAMOS?